Ambulancieros

Dentro del mundo sanitario existen muchas razas, algún día os escribiré sobre ello. Pero el jueves me encontré de lleno con una de ellas, los ambulancieros. Sé de buena tinta que no les gusta este apodo, sobre todo porque yo he sido una de ellos :D


El jueves me sacaron de clase porque una alumna de otro curso estaba con una crisis de ansiedad. Hice lo que pude, pero al ver que la chica tenía síntomas preocupantes, hice llamar al 061 (que yo ahí estoy currando de profe, no de asistencial y no tenía ni un triste cuarto con una camilla para atenderla como es debido).


Total, que ll
egaron los de la ambulancia. De verdad, en cuanto los vi entrar por la puerta, me vi el percal. Algunos de estos profesionales -no todos-, en cuanto se ponen el polo amarillo fluorescente, el fonendo colgando del cuello y la riñonera llena de herramientas de tortura, se creen que son una especie de Dr. House o Dr. Vilchez de la extrahospitalaria (para gustos...), y se transforman. Reconozco que el subidón de adrenalina que te coje cuando atiendes una urgencia en la calle es una pasada, tiene que ser parecido a hacer puenting, o algo así. Pero si encima eres un gilipollas prepotente, pues imaginaos el efecto!!


Eran dos, el conductor y el técnico. Aunqué resultó
que el conductor era realmente médico, pero por alguna extraña razón estaba ejerciendo de conductor, con lo cual la voz cantante la llevaba el otro, el técnico... que me dijo que era enfermero, pero un poco de conversación me dio a entender que tenía de enfermero lo que yo de rubia natural.


Iba de graciosillo y de guays, como se suele decir, agresivo y nervioso... y en vez de conseguir que a la chica se le pasara la crisis, ésta fue en aumento (casi me pongo yo a hiperventilar también, de lo nerviosa que me puso!). Costó una hora de reloj, la mitad dentro de la ambulancia aparcada en plena calle, tranquilizar a la chica, y al final acabó en el CAP (Centro de Salud, para los de fuera de aquí) para que la viera el médico.


Mientras, mis alumnos camparon alegremente por la clase e hicieron de todo menos los deberes que les mandé para que hicieran en mi ausencia... pobres ilusos, ya se lo encontrarán en las notas, se va a cagar la perra, mujahahahhahahahah (risa siniestra).

31 briefirmitas:

wang weiquan dijo...

Want to earn extra income visit my blog :
http://weiquancoolboy.blogspot.com

Brie dijo...

Ves, SithWolf, para qué sirve lo de las letritas?? :D

nitroglicerino dijo...

Me muero de risa con lo de se va a cagar la perra. Sólo de imaginarme a mi antigua profe de mates riéndose histéricamente diciendo me mata.

Sigue con ese sentido del humor, que me encanta ;)

andresrguez dijo...

Me hubiera bajado en la misma parada, si no fuera porque yo iba muy cargado con libros y no podía moverme con rapidez.

Muchas veces, los ambulancieros se creen que son lo máximo, pero otras veces si no fuera por ellos, arriesgándose en la carretera por llegar lo más pronto posible a muchos lugares, quizás muchas personas morirían.

Brie dijo...

Cuando escuché por primera vez la frase "se va a cagar la perra" decidí apropiármela, me encanta :D
Respecto al peligro que corren los ambulancieros, yo misma me caí de culo dentro de la ambulancia cuando el compañero tuvo que dar un frenazo en un semáforo porque alguien no se apartó, un poco más y me rompo el huesecillo del culillo :D Y dos compañeros míos tuvieron un accidente cuando trasladaban a un paciente... el paciente murió y uno de los dos se pasó un montón de tiempo en el hospital...

Lironcillo dijo...

Eso, eso! Mano dura! MUAHAHAHA!

Montse dijo...

Ami me llevaron una vez en ambulancia al Hospital, y vaya mierda de ambulancia, daba unos traqueteos que pa que!!!
la atención muy buena.

Tamaruca dijo...

Pooobres alumnos, ¡jajaja!

Madre mía, lo que describes de los ambulancieros lo he vivido similar en mi propia casa y ¡buff! detesto generalizar porque en todos los casos no es cierto pero algún bombero conozco yo así, que se ponen el uniforme y sabe dios lo que se creen... y una cosa es salvar una vida, que es digno de admiración, respeto y reverencias... pero otra es rescatar un puto gato (y tengo gato y lo adoro) de un árbol o matar un panal de avispas, coñe, que para eso no hace falta que me atropelles; vamos, digo yo.

Besitos :*

SithWolf dijo...

esa última foto es de un juego.

Sobre los ambulancieros... eso te pasa por llamarlo...

a ver si vas a tener que pagar tú la carrera

X-D

SithWolf

raquel... dijo...

Ufff... yo gracias a Dios no he tenido nunca que llamar a una ambulancia para nada. Así que, en mi próximo ataque de ansiedad (que está tardando...) creo que cogeré un taxi :P

Una hora hiperventilando??? joder, esa pobre tiene que estar agotada hoy

Gon dijo...

Jajajaja pero qué mala eres xD Pobrecillos...

Siempre me lo he preguntado. Qué haces trabajando de profe si eres enfermera?

Saludetes briee!!

Brie dijo...

Ay, Tam, no me hables de bomberos y uniformes... ¡qué debilidad la mía, madre! Todo por culpa de un bombero que entró en un nuestra clase, cuando iba a 2º de BUP, a rescatar a un gatito no podía bajar del árbol que había al lado de mi ventana... ainssss :D
SithWolf, pos claro que es de un juego, si es que me teneis "frika" :D

Black Hole dijo...

Pardiez... ¿y no le aplicaste al señor "enfermero" un golpe cabeza-pared? Quizás hubiera sido bueno o.O

Brie dijo...

Qué va, Gon, si soy un trosopan... pos me dedico a esto porque ya me he chupado muchas noches, fines de semana, fiestas, nocheviejas, etc... currando, y desde hace mucho decidí que quería un horario "de persona"
BlackHole, ganas no me faltaron, vaya "singermornings" :D

Angel dijo...

Como mola la risa siniestra... pobres chiquillos jejejje.

Gon dijo...

Bueno, pues espero que estés contenta como profe jeje..

Yo ya tengo ganas de poder estar encerrado todo el día en el hospital y que me toquen mil guardias!! Jajaja

Saludetes ;)

Brie dijo...

La risa siniestra es de SithWolf :D
Gon, ya verás como cuando lleves unos años metido en el hospi te gustará encontrar un trabajo con horarios de seres humanos... jeje!

carlitos dijo...

En México es común llamarlos paramédicos, y un día a mi me toco estar arriba de una ambulancia y no para conocerlas precisamente me atropellaron perdi el conocimiento y tenía 2 fracturas expuestas que divertido y mi cara estaba hinchada que parecía boxeador!! Yo mismo me quería ver.

Besos que tengas un buen fin de semana

Sol dijo...

yo nunca he llamado a una ambulancia tampoco, ni tampoco he visto a nadie con un ataque de ansiedad... pero yo ahora tengo un ataque de virus estomacal alias gastroenteritis aguda... me lo quitará un ambulanciero?... o le dejaría la ambulancia hecha un asquito?...

civisliberum dijo...

La profesionalidad de muchos deja mucho que desear, y más en el sector sanitario que tendrían que ser los mejores y los más humanos. Ayer en TV3 hicieron un reportaje de los medicos del Este que vienen a trabajar a Barcelona, a ver si traen un poco de humanidad.

UN MININO EN EL TEJADO dijo...

Qué bueno que está Vilches.... :DDD

rubisf dijo...

No seas muy mala con los alumnos, que todos hemos desvariado en clase cuando el profesor se ha ido ;)

Brie dijo...

Carlitos: cuando era pequeña un columpio me abrió la cabeza, pero me llevaron en coche al Hospital ¡inconscientes!
Sol, tú no te preocupes, que en la ambulancia llevan de tó pa que luego quede lustrosa :)
Civisliberum: supongo que entre la gente del este habrá buenos y malos profesionales, como en todos sitios... no?
Minina, que se te va... :)
Rubisf: yo jugaba al tres en raya en la mesa, con papelitos... lo peor de los profes... es que han sido alumnos :D

rubisf dijo...

Qué tiempos los del instituto...xD
Yo hacía dianas en la pizarra y le estampaba tizas, además de que hacíamos pelotas con papel y cello y jugábamos al frontón en la pared de clase.jajajajajaj

garmir dijo...

Hola:
Yo que he tenido ataques de ansiedad se lo mal que se pasa, esa sensación de muerte inminente, curiosamente me daban en mi etapa de estudiante de Medicina, y estando en el Clinico, salia a la Calle Muntaner a tomar un taxi hasta casa de mis tios, los parientes más próximos (mis padres trabajaban), el Trankimazin cuanto tiempo me ha acompañado.
Un saludo.

James Joyce dijo...

Dios mío, esa risa maligna! Me recuerda al profesor que tuve en Materiales, que además parecía ruso, pero nadie lo diría por su nombre.
Si yo fuera ambulanciero creo que también me daría un subidón de atender así a la gente.

Gon dijo...

Rubisf.. alborotador jajajaa

Á. Matía dijo...

Nada, luego seguro que los apruebas a todos...

Mart-ini dijo...

no seas muy dura con ellos!!!

Miguel de Edeta dijo...

Hacía tiempo que no me reía tan a gusto. Me ha encantado tu blog. Un saludo.

Ananké dijo...

Tienes toooooooooooda la razón del mundo, yo trabajo en el 061 y hay cada un@ más prepotente.. en fin... gracias a dios la mayoría son encantadores.... Besos