Yogismo

Cansada de contribuir desinteresadamente al engrosamiento de las arcas de los dueños de mi gimnasio durante casi un año, y tal como apunté en mi lista de deberes para estas vacaciones, hoy me he decidido a ir a una clase... de yoga.



Sí, vale, no querríais que empezara con kick-boxing, o aeróbic extremo?? cómo sois, de verdad...

Bueno, pues si tuviera que creer en las "señales", ya sean divinas o terrenales, está claro que no tendría que volver nunca más: Llego a mi super gimnasio (digo super porque en un año le han puesto hasta un parking para abonados, veo que están usando bien mi dinerito...) y voy directa al vestuario que está junto a la sala blava I, o sea, donde iba a hacer yoga... y cual es mi desconcierto al ver que todas las taquillas están con candado!! unos cutres, otros que parecen bolsos de lo grandes que son... y las que no, están abiertas y sin llave... qué curioso...



Como soy vergonzosa pa casi todo en esta vida, y reconozco que eso lo deben haber cambiado hace mil años y yo llevo dos mil sin ir, y como si la gente pudiera leerme la mente, hago la ridiculez más ridícula y hago ver (pa mis adentros, porque nadie me miraba) que estaba buscando a alguien y me voy.



Con mi patetismo bajo el brazo cojo y me voy al otro vestuario (mi gimnasio está en una montaña, así que era casi como una clase de spinning!!) y me encuentro el mismo panorama... pero en una pared, ajado por el paso de los meses, hay un cartelito mugriento que explica el cambio de sistema de taquillas. Evidentemente, tanto tiempo sin ir, lo que me extraña es que no se abran por lectura del iris!!!



Total, que decido irme a casa, tristemente cabizbaja, porque no podía hacer yoga con los tejanos, digo yo... Al pasar por la recepción veo un cartel que dice "activa tu tarjeta de abonado y podrás usar el parking" (o algo así, estaba tan triste que mis recuerdos son vagos y borrosos). Pues nada, resulta que tengo que llevar "los papeles del coche" (he obtenido la misma respuesta por dos veces, en la misma entonación y entusiasmo, al preguntarle al chico qué tenía que traer para poder aparcar). Con lo cual, hasta que no me devuelvan mi cochecito, pobresitocomoestará, no podré aparcar en MI parking. ¿me lo estaran dejando así en el taller?



En fin, como os decía... que porque no creo en las señales, que si no... a este paso sólo voy a poder practicar yoga así...

5 briefirmitas:

María dijo...

Pues menudo stres en un gimnasio para practicar yoga ¿no? :-)

Eva dijo...

Ya te digo :D debo haber perdido dos o tres kilos, jeje!!

Pepe dijo...

Eso del gimnasio no debe ser sano. Ocho de cada diez médicos recomiendan reposo.

Gato encerrado dijo...

jajajajja
Pero no se donde esta el problema!
Lo unico que tienes que hacer es ir a un todo a cien y por comprar un candado!
Y si vas sin candado no pasa nada la dejas en una abierta y ya esta.

Eva dijo...

Claro, claro, donde está el problema... :) Oye, no serás ladronzuela de guante blanco en tus ratos libres, no? ¡vaya consejo, qué miedo! jajaja!!